¿Es posible borrar las huellas de nuestras ciudades en el entorno natural que las rodea?

El concepto Green City es uno de los más importantes de entre los nuevos movimientos que estructurarán las acciones de nuestras ciudades en la próxima década. Bajo este concepto se esconde la voluntad de reducir la huella que nuestras ciudades dejan en el entorno natural que nos rodea.

El nivel de respecto mediambiental de una ciudad puede medirse según los siguientes parámetros:

  • La calidad de las edificaciones: medida por su eficiencia energética.
  • La calidad del transporte público: medida por el empleo de energías limpias.
  • La calidad del aire: medida por su contenido en CO2 entre otros.
  • La calidad del agua: medida por su pureza y tratamiento.
  • La calidad del reciclaje de residuos urbanos: medida por el volumen que se reutiliza.
  • Y sobre todo la calidad medioambiental: medida por las superficies ajardinadas y la recuperación de entornos degradados.

Continuamente podemos leer en la prensa los esfuerzos que realizan nuestras ciudades por hacerse más sostenibles y eficientes, sin embargo no es algo que le compete en exclusiva. Nuestra actitud y nuestro compromiso pretende reconstruir nuestras ciudades haciéndolas un poco más naturales, más verdes. Somos verdicittá.