Viviendas sociales convertidas en espacios naturales

Disfrutar de un jardín con independencia de la planta en la que se encuentre nuestra vivienda comienza a ser algo habitual en la nueva arquitectura que se implanta por doquier.

La posibilidad de aunar el pragmatismo de las construcciones verticales con las zonas verdes propias de la expansión horizontal da como resultado la creación de un nuevo concepto de viviendas colectivas en las que los jardines privados paisajean la fachada del edifcio. 

 

La solución es bastante sencilla: superponer viviendas individuales y rotarlas para crear espacios en los que puedan desarrollarse distintas especies vegetales.

¿Parece algo exclusivo del alto standing?

En absoluto. En verdicittá dotamos a las viviendas sociales con espacios naturales atractivos y sostenibles sin renunciar a la intimidad y funcionalidad.