¿Cuánto estaría dispuesto a ahorrar por tener una vivienda eficiente?

En los últimos meses habrá oído hablar con distinta opinión del certificado energético, documento éste que califica su vivienda en función de su consumo energético desde una G (roja) para las que tienen un elevado consumo hasta una A (verde) para las que tienen una demanda casi nula. Es obligatorio para vender o alquilar su vivienda, y muy práctico en el caso de estar pensando en realizar una pequeña reforma pues le servirá de base para evaluar distintas opciones que le permitan ahorrar en sus facturas energéticas.

 

¿Cuál es el precio de éste certificado?

El B.O.E. ha publicado unas tarifas en función de los m2 del inmueble que, por poner un ejemplo, para una vivienda de 100m2 suponen 222,69 euros + iva, + tasas, + visado y + registro, sin embargo, al estar liberalizado el mercado profesional puede encontrar técnicos que se lo realicen a precios muy dispares.

 

¿Qué supone éste coste en relación al presupuesto de reforma, o al precio de venta o alquiler de su vivienda?

Una insignificancia, de manera que no escatime a la hora de contratar un certificado energético y asegúrese de contar con un técnico cualificado que sea capaz de interpretar y discenir de entre los distintos resultados que arroja una correcta auditoria energética para así obtener un doble beneficio:

  • Le adaptará sus obras de reforma para conseguir reducir la demanda energética.
  • Obtendrá una mejor calificación, al tomar valores reales en lugar de valores estimados por defecto, y en consecuencia posicionará su vivienda más favorablemente de cara a la venta o alquiler.

 

Ahora bien, ¿debemos realizar las obras necesarias para conseguir la máxima calificación energética con independencia de su coste?

Indudablemente NO. El hecho de ejecutar una severa reforma para reducir la demanda energética a valores casi nulos puede suponer que la inversión no se amortice hasta pasadas varias décadas por lo que salvo que cuente con ayudas o subvenciones para este fin, en la mayoría de los casos la sustitución de las ventanas y la renovación en los aparátos térmicos junto con el apoyo de una instalación solar suele ser suficiente para reducir considerablemente el consumo energético.

 

Puede encontrar más información o asesoramiento sobre elcertificado energético y las ayudas existentes para las rehabilitaciones energéticas de viviendas en verdicitta.com.