¿Y por qué no un jardín vertical?

Si está pensando en tener uno, anímese!

Los jardines verticales han proliferado de forma exponencial en los últimos años. Edificios públicos, comerciales, hoteles, restaurantes, boutiques se apuntan a esta tendencia que parece haber llegado para quedarse.

 

Existen numerosas técnicas para su construcción que permiten obtener resultados muy diversos en un amplio abanico desde sencillos tapices vegetales a verdaderos vergeles al cabo de un par de años. Si no conoce muy bien los sistemas existentes en el mercado sepa que puede elegir entre tres grandes grupos:

 

    - Sistema tapizante: mas que un sistema es el procedimiento por el que solemos cubrir las paredes mediante el empleo de plantas trepadoras (yedra, parra virgen, bouganvilla, etc). Es un método muy sencillo sin ningún mantenimiento específico que por contra no permite realizar diseños variados.
  - Sistema con sustrato: a este grupo pertenecen las tradicionales macetas, y en los últimos años, todo un catálogo de nuevos contenedores que permiten un rápido montaje y un mejor aprovechamiento de la superficie a cubrir. Como sustrato se puede emplear la tierra vegetal, la turba, la fibra de coco, sphagnum, espumas técnicas, etc. 
     - Sistema hidropónico: es el más complejo por emplear medios inertes (fieltro no tejido, lana de roca, espuma de poliuretano, etc) en los que la solución nutritiva se aporta disuelta en el agua de riego. Requiere de unos conocimientos muy específicos sobre el comportamiento químico del agua y sus componentes.

 

¿Cuál es la dificultad de plantar en vertical?

La misma que para el resto de jardines: la concienciación. Un jardín es un ente vivo que requiere atención y cuidados. Salvado este trámite los principales inconvenientes son la resistencia a la gravedad, el agotamiento de los nutrientes, la escasa interacción microbiana o la decantación de sales minerales.

 

En cualquier caso, contacte con nosotros. Trabajamos en colaboración con distintas patentes españolas y extranjeras lo que nos permite evaluar el jardín que mejor se adapta a sus necesidades. Somos verdicittá.