Un PICASSO en Compás de la Victoria.

"Las obras de rehabilitación en edificios históricos suelen deparar numerosas sorpresas y giros inesperados".

 

Recuerdo de cuando recibí el encargo desde Madrid para iniciar las obras de rehabilitación de la casa nº 5 de la calle Compás de la Victoria que al visitarla no me causó una especial empatía: se trata de una casa tradicional de dos plantas con un amplio jardín interior; su estado de conservación no era bueno y carecía de elementos ornamentales que la hiciesen especialmente relevante más allá del estilo decimonónico burgués malagueño que la caracteriza. En aquel momento no sabía de su relevancia histórica.

 

Para los que no conozcáis Málaga en detalle debo deciros que Compás de la Victoria es una de las calles principales del céntrico barrio de Cristo de la Epidemia, quedando al margen del núcleo urbano en el que se centra el turismo habitual de la ciudad. Entre finales del s. XIX y principios del X fue lugar de residencia de la Clase Media Administrativa, siendo el nº 5 la sede del Consulado Alemán desde su construcción en 1881 hasta que los Aliados tomaron Alemania tras la Segunda Guerra Mundial y decidieron cesar su actividad. Su inquilino nada más y nada menos que Cónsul Imperial.

 

El caso es que la primera ubicación en la que se planteó realizar una sala de exposiciones en las que albergar las obras de Picasso fue precisamente en este nº 5 de Compás de la Victoria.


En aquel entonces el propietario era Bernard Ruiz-Picasso, sobrino del pintor, y la rehabilitación proyectada consistía en habilitar la planta alta como vivienda destinando la planta baja para sala de exposición privada y oficina. El presupuesto de ejecución material superaba los dos mil euros por m2 sin contar con los dispositivos necesarios para la sala de exposición (climatización, seguridad, vigilancia, etc) sin embargo el plazo de ejecución no estaba cerrado, algo poco habitual. Apenas comenzadas las obras con el desmontaje de la cubierta y la estabilización de los muros maestros, desde Madrid se fueron ralentizando los trabajos hasta su cese definitivo, y es que, entre bastidores, se estaba gestando las dimensiones y ubicación definitiva para el Museo Picasso Málaga en el céntrico Palacio de Buenavista.


Fco. Rivas || Arquitecto Técnico - Construction Project Manajement

Quizás también te pueda interesar...