El mejor Belén.

Es tiempo de belenes, sí, y de crear pequeños espacios naturales también: serranías de piedras, montes de corteza, arboledas de lentisco, un pequeño arroyo de agua natural en movimiento, alamedas de romero, prados de musgo, páramos de arena y desiertos de serrín conforman efímeros y delicados espacios naturales, jardines en algunos casos, que confieren a la representación del Misterio una naturalidad casi real.


Inconscientemente nos convertimos en arquitectos: previsualizamos el proyecto, estructuramos el espacio, cubrimos las necesidades sociales (panadería, molino, etc), repartimos los distintos elementos, provocamos el equilibrio entre distintos ecosistemas, reverdecemos el conjunto, realizamos pequeñas enmiendas y finalmente... se habita.

 

Desde estas líneas nos gustaría animaros a que estos días salgáis al campo en compañía de vuestros hijos y amigos, recolectéis un poco de la naturaleza que nos rodea y os propongáis hacer el que será sin duda El Mejor Belén, el vuestro.


VERDICITTÁ Arquitectos os desea unas Felices Fiestas y un Próspero Año Nuevo.

Quizás también pueda interesarte...